PlantillaDeportiva

Rubén Rodríguez Osorio

Aquí y ahora

Lo que nos dejó Río

24-08-2016

Han concluido los XXXI Juegos Olímpicos en Río de Janeiro de forma espectacular, aunque quedarán marcados más que por lo deportivo por todas las vicisitudes que tuvieron antes, durante y después de su terminación.

La historia quedó escrita de manera brillante porque llegó a su fin la carrera de dos atletas fuera de serie, ambos en especialidades muy distintas pero que sus hazañas quedarán para la posteridad como son los casos de Michael Phelps y Usain Bolt, nadador y velocista que simplemente dejaron sus nombres con letras de oro al hacer algo que muy difícilmente se volverá a ver en el ámbito del deporte del alto rendimiento.

Phelps cosechó la friolera de cinco medallas de oro para hacer un acumulado de 23 en sus participaciones en Juegos Olímpicos y un total de 28; mientras que Bolt, el rayo jamaicano, hizo nada menos que el triple-triple, algo que viene haciendo desde China 2018, Londres 2012 y ahora Río 2016 para llegar a las nueve medallas de oro en Juegos Olímpicos.

En el ámbito nacional nadie como María del Rosario Espinoza por si de escribir con letras de oro su nombre en el Olimpo se trata, ya que la sinaloense estará en los anales de la historia como la máxima figura al ganar medalla en tres ediciones de los Juegos Olímpicos de manera consecutiva, como son Beijing 2008, oro; Londres 2012, bronce y en Río de Janeiro se alzó con la plata, además que María ha sido campeona Mundial, Panamericana y Centroamericana, una trayectoria impresionante y también muy difícil de igualar.

Por lo que respecta la actuación de la delegación mexicana si bien se alcanzaron lugares en disciplinas que nunca antes se habían tenido, como en lanzamiento de martillo y tiro deportivo, lo cierto es que la mayoría de disciplinas quedaron a deber, está por demás decir cuáles fueron, aunque en esta ocasión todas las federaciones tendrán el pretexto del recorte de presupuesto de que fueron objeto por parte de la CONADE, y peor aún, el deplorable espectáculo que dio el director de esta institución, Alfredo Castillo, exhibiéndose con su novia por todas las sedes, lo que resulta increíble, ésta con acreditación oficial.

Se vive la resaca de los Juegos Olímpicos y se acerca el momento de empezar a analizar con calma todo lo que aconteció en esta justa veraniega con la gente de pantalón largo.

La guerra entre el Comité Olímpico Mexicano y la CONADE está declarada y con la pobre actuación que dieron los atletas será tema de muchos días.

A resumidas cuentas sólo salvaron el honor de todos los mexicanos atletas como Lupita González, María Espinoza, Germán Sánchez, Misael Rodríguez e Ismael Hernández, quienes a pesar de todo sacaron la casta y pudieron colgarse una medalla olímpica con todo el orgullo por delante.

También te puede interesar: