PlantillaDeportiva

Aarón Padilla

Gansito ¡Recueeerdame!

Pumas vs América

23-03-2017

En este tipo de partidos no importa como llegues, como vengas en puntos o que problemas hayas tenido en toda la temporada.

Como se vio el domingo, estos partidos se juegan con una intensidad extra, sacas fuerzas de donde sea para dejar todo en cada jugada. Un ejemplo claro es la jugada del segundo gol del América.

¡Sí, ese gol de origen, donde Alcoba sabía que tenia que parar a Peralta porque podría acabar en gol!

Le acabó saliendo al revés, no pudo derribarlo, Oribe se quitó con colmillo esa falta de Alcoba y después… claro que puede ser una falta del jugador de América pero su intención fue quitarse ese jalón del jugador de Pumas.

Eso es un claro ejemplo del tipo de partido que vimos y como se juegan. Cualquier otro jugador se deja caer buscando la falta, pero Peralta sabía perfectamente donde podía acabar ese balón, en las redes...

Pumas hizo lo que tenía que hacer en su casa. Un equipo con garra, con mucha fuerza, que no se da por vencido. El primer tiempo tuvo primero la más clara con Castillo, si esa jugada hubiera acabado en gol siento que otra historia hubiera sido y Pumas hubiera podido manejar el partido de otra forma, pero no fue así.

El partido siguió más con ganas que con buen futbol de los dos lados. La definición de Romero habla de la calidad que se necesita en este tipo de partidos para abrir el marcador y marcar el rumbo del partido. No era una jugada fácil, ni mucho menos de gol. Como delantero sabes que muchas veces esas jugadas acaban en la tribuna o en las manos de los arqueros, el único lugar donde podía entrar ese balón, es a donde lo colocó Romero, eso es calidad y mérito exclusivamente de Romero.

Creo que Pumas comete el error de no corregir después del primer gol. Sí está bien, estás de local y tienes la obligación de empatar, pero no le estaban saliendo las cosas.

No es lo mismo irte por diferencia de 1 al medio tiempo, que por diferencia de 2, por ese ímpetu de seguir atacando, América se ve favorecido por ese segundo gol.

En mi punto de vista, un primer tiempo de poco futbol por los dos equipos y con un Pumas que tenía que corregir mucho para poder empatar.

El tramite del segundo tiempo, América sale igual, a aguantar a Pumas. A mi parecer Pumas no iba a poder reponerse, se la jugó al contra golpe, a que pasara el tiempo, confiando mucho en la calidad de los jugadores que tenía adelante y no a un estilo de juego definido.

La reacción de Pumas era de esperarse, un equipo o mas bien de los mejores equipos de local, era imposible que no tuviera una reacción ante su gente, y mas con delanteros como Castillo y Britos quien con esas ganas y choque con los defensas, le abre muchos espacios a Castillo.

Siempre los que somos delanteros nos fijamos en las cualidades y similitudes de los demás delanteros. Hay un parecido en mi punto de viste de este Castillo con Bruno Marioni y no exactamente en la cabellera porque ahí son totalmente opuestos.

Se parecen mucho en que no dan ningún balón por perdido, chocan y chocan con los defensas, aguantan cuando los defensas les pegan por atrás y a la primera oportunidad enfrente de la portería rival buscan reventar la red. Siempre tienen bien ubicada donde está la portería, eso como delantero no muchos lo tienen y es importantísimo, porque hay jugadas que llevan la mirada en el balón y debes tener la ubicación perfecta de la portería para que el balón acabe dentro del cuadrito con red.

Con dos genialidades de Castillo Pumas empató y con suficiente tiempo para poder remontar, pero cometió otra vez el error de descuidar atrás e irse libremente al ataca.

Faltaba mucho y podía manejar el partido mejor. Sabemos de la lentitud de Verón y de Alcoba y es por eso que nunca los puedes dejar tan desprotegidos atrás y menos mano a mano, ahí fue el pecado de Pumas.

América después de verse empatado en el marcador, se sacó la lotería con esa jugada de Cecilio y si le sumamos que Van Ranking por querer salir a cortar la jugada chocó con Oribe y eso le abre mas espacio a Cecilio. ¨Si estuviéramos hablando de futbol americano, hubiera sido la jugada perfecta del tacleador para abrirle espacio al corredor, para un touch down¨.

En fin, creo que un marcador justo hubiera sido un empate. Pero así es el futbol, siempre hay que saber como contra restar al rival, cuales son tus virtudes y tus defectos, como le puedes hacer daño al rival y como puedes evitar que te hagan el menos daño. América jugó con eso, tenía hombres claves fuera, por lesión o suspensión, aun así en el tramite del partido se les lesionó Zamudio, aún con eso nunca se desesperó y siempre confió en el contra golpe y que los jugadores con calidad de sobra como Cecilio, Oribe y Romero pudieran definir en el mano a mano.

En lo personal, fue un partido de muchos sentimientos encontrados. Tuve la fortuna de pisar otra vez una cancha de futbol, aunque sea vestido de civil, rendirle homenaje a mi padre, poder aplaudirle y ver su cara de felicidad, ver cómo está rodeado de gente que lo quiere y sobre todo ver como una afición de un equipo al que el ama y se rindió toda su vida por esos colores, le reconoce y lo quiere.

Eso habla que lo hiciste muy bien papá, que tu trabajo fue resumido y reflejado por todos esos aplausos como una GRAN Y EXISTOSA CARRERA. No hay mejor ejemplo para un hijo que ver esto y decir así quiero ser de grande FELICIDADES PAPA.

Y solo para terminar esta columna, me gustaría contarles una anécdota. Cuando quedé campeón con América, lo único que quería era abrazar a mi familia en la cancha. En aquel entonces mi papá era presidente de Pumas. Después del partido solo bajó mi mamá y mi hermana. Mi pregunta fue para mi mamá, ¿y mi papá? su respuesta fue, no bajó mi hijito… recuerdo que en ese momento no lo entendí y se lo iba a decir a mi papá, a lo que él después me explicó, Aarón mi corazón está contigo, soy el hombre más feliz por el logro que has tenido, pero si yo hubiera bajado ni esa felicidad hubiera sido, ni mayor, ni menor, pero si hubiera sido una gran decepción para todos los aficionados Pumas que no lo hubieran entendido y lo hubieran criticado.

El domingo lo entendí, estuve en la cancha, aplaudí y festejé a mi papá, pero por respeto a los colores que llevo en el corazón, que son los del América, nunca me puse la playera de Pumas, como si lo hizo toda mi familia.

Muchas Gracias por leerme!

Aarón Gansito Padilla

También te puede interesar: